Sabado, 10 de Diciembre de 2022  
 
 

 
 
 
Cultura y ciencias

Costumbrismo Rural… ¿Dónde están las Marans?

Crónicas de pueblo por Sergio Díaz Ramírez, Instagram @amanecerdelgallinero.

  • Tuitea
  • Comparte
  • Imprimir

 
Más Noticias
     
  Con concierto de villancicos continuaron las actividades de Navidad en Los Andes
  Costumbrismo Rural… Alma de ferrocarrilero…
  Taller de arte gratuito invita a conocer el ecosistema del Cerro San Francisco de Curimón
  En Calle Larga se definieron los 4 equipos que representarán a Chile en la First Lego League Internacional
  Concierto de Villancicos ofrecen hoy agrupaciones corales andinas en la parroquia de los Padres Pasionistas
  EFFEM presenta revista de fotografía en Biblioteca municipal de Los Andes
 
 

En las haciendas del 1800, adornando sus parques ya se encontraban un sin número de razas extravagantes de gallinas, las cuales habían llegado desde Europa, acompañando a los patrones en esos extenuantes viajes en barco. Los corredores de esas casonas eran perfumados por los diferentes tipos de jazmines y alborotados por el canto estridente de pavos reales, faisanes y moñudas gallinas polacas y paduanas. Poco a poco se fueron cruzando con las aves traídas por los conquistadores y cuidadas por indígenas, sambos y campesinas.

De esa manera se fueron adaptando nuestras gallinas, formando las razas criollas, que, en alrededor de diez, constituyen el patrimonio genético de Chile. En el siglo pasado se desarrolló la avicultura comercial y otros tipos se incorporaron a este pool genético. Dependiendo de la raza, los genes van incorporando las acciones de la hemoglobina, que es la responsable del color de la cáscara de los huevos. Los tonos se van alejando del castaño y blanco universal, para dar origen a increíbles rosados salpicados, y toda la gama verdeazulada que incorporaron las kolloncas del sur.

Un tono bermellón oscuro achocolatado está increíblemente ausente en las consolas del supermercado y nidos de los criaderos nacionales. La información nos lleva a Francia y viejos puertos europeos y en una primera instancia no vemos rastros de la raza marans en Chile, hecho que nos parece increíble, tomando en cuenta la globalidad de esta industria y la popularidad de la raza. Son hechos notorios en la avicultura mundial que Chile puso en la palestra el color azul del huevo y Francia el tono oscuro denominado “black copper marans”. De las 2630 razas de gallinas que existen a nivel mundial, marans y kolloncas destacan por sus singulares huevos.

La información de Chile respecto al tema guarda un hermético silencio y sigo investigando a nivel privado y estatal. Un artículo argentino de Pazo Vilane destaca nuestras mapuches y las del país galo, dejando abierta una posibilidad cierta que exista allende los Andes. Al tomar contacto con ellos, rápidamente responden y nos derivan a “Rosalesgrupoavicola”, demostrando que sus bandejas de huevos seguían el patrón ya conocido por nosotros. El segundo contacto no muestra la información buscada y definitivamente se esfuma la posibilidad de tener ese gen a un paso de la frontera.

Para saber que pasa en USA, con la raza marans, nos vamos a la Asociacion Avícola Americana (American Poultry Association), lo que nos da bastantes luces respecto a la respuesta que andamos buscando. Claro, pues un parámetro vital de lo que pasa en toda américa, es lo que ha sucedido con la raza en el país del norte. Un paso importante es que efectivamente los huevos marrones ya están instalados en los maples del supermercado y son producidos en su territorio. Otro aspecto decidor es que dicha raza ha sido reconocida en los últimos diez años, de manera que no lleva una gran cantidad de años en sus gallineros.

La historia habla que, en el siglo XIII, los marineros que llegaban al puerto de la localidad de Marans, cuando los ingleses ocuparon Francia, traían gallos combatientes, a modo de entretención, desde lejanos lugares, como la India y otros, los cuales se cruzaron con las gallinas criollas y a lo largo de los siglos se fijó el gen de los huevos marrones achocolatados. El proceso se completó en el siglo XIX al incorporar razas asiáticas como la Croad Langshan y Brahma, apareciendo definitivamente la gallina marans. Quedaron dos líneas aceptadas por los clubes europeos y americanos, la de patas calzadas con plumas y las de patas desnudas.

Así como nuestras razas criollas han adquiridos el gen del color azul verdoso, y hoy podemos tener una orgullosa piroca cacarear este tipo de huevos, o una patoja, flor de haba o almendra, lo mismo ha sucedido con las razas francesas que consiguieron el gen de la Croad Langshan para sus huevos de oro marrones oscuros. El aspecto fenotípico de estas aves tiene diferentes líneas y hoy encontramos: cuco, cuco dorado, negro, birchen, cobre negro, trigo, boniato, blanco y colombino. Las cobre negro y cuco dominan los campos de la campiña francesa.

Después de la segunda guerra mundial se inició la importación en pequeños lotes de gallinas marans, desde USA, se criaron y cruzaron y recién el año 2011 fue reconocida en el país del norte. El desarrollo genético a nivel mundial en la actualidad permite ahorrar los años de cruzamientos y se importan las líneas abuela o bisabuelas, para ingresar de manera rápida la raza al país. Además, deben considerarse los requisitos sanitarios, certificaciones y cuarentenas. Definitivamente las condiciones están dadas para las importaciones, pero se deben considerar los costos que pueden llegar a ser millonarios.

El silencio de las marans no sólo se escucha en Chile, sino que en toda Sudamérica. Canadá y USA podrían a llegar a ser algún día nuestros proveedores. La forma que trajeron las gallinas los colonos, los viajeros navegantes del 1900, los industriales y algún romántico olvidado ya no volverá a suceder. La genética y sus laboratorios ya tienen la pócima mágica, la patente con denominación de origen, las abuelas bajo siete llaves y un mercado economicista que no permite hacer “match” con esa crianza natural de las criollas empollando en las cercas de antaño.

 


 
 
Twitter Facebook Flickr
 

Día de los Derechos Humanos

Fármacos para el control del peso ¿son efectivos y seguros?

 
 
 
¿Se siente usted seguro en su comuna ante el aumento descontrolado de los delitos de mayor connotación social?
Si.
No.
Algo inseguro.
Me da lo mismo.
Ver resultados
 
 
 
Diario Electrónico Andes Online® | ©2000-2022 Derechos Reservados.
Miembro de EMR™ Chile - Estadísticas de Medios en Internet - Estadísticas Certificadas
Andes Online is Licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 2.0 Chile License
Prensa | Publicidad | Contacto