Martes, 19 de Octubre de 2021  
 
 

 
 
 
Cultura y ciencias

Costumbrismo Rural… El huevo que elige el gallo …

Crónicas de pueblo por Sergio Díaz Ramírez, Instagram @amanecerdelgallinero

  • Tuitea
  • Comparte
  • Imprimir

 
Más Noticias
     
  Crean innovador canal de YouTube “El Tío Peluca” que busca educar y entretener a las niñas y niños aconcagüinos
  Antonella Moyano con el cuento “El misterio de Río Blanco” ganó el concurso “Palabras para Los Andes” en categoría juvenil
  Costumbrismo Rural… Las ovejas borrachas …
  Los Andes da el puntapié inicial a FECI 2021 con intervención urbana que destaca a botánica local y otras mujeres de la región
  “Taller de historia local: Gabriela Mistral en Los Andes” desarrolla el Círculo Italiano
  Conmemoran los 207 años del Combate de los Papeles en Camino Internacional
 
 

Un cloqueo en pleno invierno normalmente significa una alerta que las gallinas dan al criador. La tufúa insistía, más doña Rosita seguía en sus labores de casona antigua, pues la hora, clima y temporada no podía implicar postura. Un amasijo tempranero era la tarea del día, con grasa y chicharrones picados avanzaba la receta, pero ahora ya empezaba un canto que podía engañar al más experto. Definitivamente la negra copetona llamaba y anunciaba una doble yema de tonalidad rosada.

A la usanza remota, lo toma aún con temperatura y lo restriega suavemente en sus ojos, no recuerda la causa, pero la costumbre se mantenía. Su madre doña Carmen Rosa, siempre que el huevo recién puesto estuviera tibio, lo refregaba suavemente por sus parpados. Era la época cuando existía esa relacion de dependencia que el sistema requería, un llamado de campesina con notas dulces y repetitivas y las carreras en respuesta para recibir el grano natural cosechado tras los a venteos de verano.

Rosita mantiene de manera eterna una crianza de gallinas tufúas. Un par de gallos grandes se miran de reojo, los cloqueos de primavera los mantiene atentos, quizás sus preferencias las buscan también en las posturas, pues no en pocas oportunidades acompañan en el nido a las madres que transmitirán su herencia. Ese color y forma del huevo que ella describe con total propiedad, también le interesa al gallo para competir con las mejores crías.

Se habla mucho en la literatura de la dominancia de los gallos, como si ese ser machista por naturaleza sólo fuera una máquina sexual. Esa mirada de miles de años no es compartida por insignes criadores de Aconcagua. Éstos aseguran, basados en su observación de decenas de años, que hay una elección y posiblemente está ligada al huevo que produce la gallina. El mito que el gallo menos dominante sólo pisa cuando le toca por escala, no es nada de preciso, pues también ha realizado su elección.

Doña Genoveva de Santa María, feminista por convicción, desde su perspectiva dice que no necesariamente el gallo ejerce su dominancia a su arbitrio, pues pollas y gallinas cacarean con prestancia y deseo el huevo puesto, para llamar la atención del elegido, entre risas desliza que nuevamente el macho cree que está haciendo gala de sus deseos. Como la naturaleza es sabia y eso es ley de la creación, no soy nadie para discutirle. Además, estudios ingleses han determinado el empoderamiento de las gallinas al tener un mecanismo que expulsa el semen de los gallos débiles.

Don Javier, de la zona de Las Compuertas, elige los huevos fértiles para reproducción y le consultamos como lo hace, pues es bien sabido que ya sea en incubadora o en gallinas cluecas que dan algunos huevos sin nacer debido a la fertilidad, son los huevos güeros. Como convive a diario con su plantel, anota las gallinas pisadas y desde ahí considera dos semanas de fertilidad, debido a la reserva de semen en sus túbulos de almacenamiento. A esas alturas ya nadie lo detiene y describe en detalle su conocimiento de criador antiguo nombrando sus criollas, nidos, formas y tonos de los huevos.

La avicultura tradicional contrasta con los planteles industriales, donde la genética y métodos estadísticos le ganaron a la naturaleza y lograron suplir los requerimientos proteicos de la población mundial. Sus 300 huevos por gallina en una temporada, sus 28 días de termino de los pollos de carne, muestran sus éxitos y réditos económicos. Sin embargo, sus ejercicios no dejan de cuestionarse, mas su producción crece y crece.

Don Julio y su hermana Matilde, explican las razones de elegir la crianza criolla, dicen que es cultura, folklor y protección de las razas tradicionales. Esas que se adaptaron al terruño chileno y bajo condiciones de cuidado pueden compartir hasta 12 años con los criadores. No cambia las pachachas por las extravagantes, ni las pirocas por las ponedoras. Busca arrastrar los genes que crio el ancestro desde los patios coloniales y se hace un deber prolongarlos hacia el futuro, cueste lo que cueste.

8000 mil años en Asia y 3000 en Europa son los tiempos de domesticación de las gallinas silvestres, sólo 500 en américa, o algún milenio con la asociación de ketros y kolloncas del pueblo mapuche. Se asocian a ceremonias ancestrales dirigidas al Dios Sol, al tener una relacion permanente con la madrugada y su alumbramiento. Así de importante han sido en la historia y lamentablemente, año a año, la influencia de la gallina ponedora en las crianzas campesinas va diezmando este patrimonio.

Lo inimaginable de las crianzas campesinas, lo que apasiona, distrae y cautiva, no se encuentra en los libros ni sitios de internet, está en la observación de Genoveva, en el cuidado de Don Julio, en el libro abierto de don Javier y en la sabiduría de Rosita. Es el alma de la cultura, los dialectos directos con las aves, las nubes en sus crianzas, los sauces en sus sombras, los peucos del acecho, las rimas de sus cantos, las negociaciones de los machos y la incógnita de los gallos anidando con las gallinas.

En el tiempo se perdieron los fundamentos que tenía doña Carmen Rosa, para pasarse por los párpados los huevos recién puestos de las gallinas, de sus giras y coloradas, en los traspatios de Tocornal, sin duda algo enigmático, pero razones tendría…

 


 
 
Twitter Facebook Flickr
 

La adherencia farmacológica en la salud mental

18 de Octubre: La revuelta marxista

 
 
 
¿Está de acuerdo con la redistribución de las aguas de la primera sección del río Aconcagua ordenada por la DGA?
Si.
No.
Me da lo mismo.
Ver resultados
 
 
 
Diario Electrónico Andes Online® | ©2000-2021 Derechos Reservados.
Miembro de EMR™ Chile - Estadísticas de Medios en Internet - Estadísticas Certificadas
Andes Online is Licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 2.0 Chile License
Prensa | Publicidad | Contacto