Miercoles, 2 de Diciembre de 2020  
 
 

 
 
 
Cultura y ciencias

Costumbrismo Rural...Correrías de don Chua…

Por Sergio Díaz Ramírez, Crónicas de pueblo. Instagram @amanecerdelgallinero.

  • Tuitea
  • Comparte
  • Imprimir

 
Más Noticias
     
  Comienza de difusión científica de cara al próximo eclipse de Sol
  Costumbrismo Rural… Juanito y la Mosca Azul …
  Exposición del Museo Histórico Nacional realizará circuito en la provincia
  Invitan a docentes de Aconcagua a postular al programa de Inducción y Mentorías
  Escuela El Sauce se adjudica primer lugar en congreso de ciencias efectuado en Paraguay
  Profesoras del Liceo República Argentina aprueban con éxito curso Indagación Científica para la Educación en Ciencias (ICEC) en la PUCV
 
 

Personaje del pueblo y campo chileno, de esas personas que desconoce la palabra “no”. De carcajada fácil, amistosa y familiar, con mil y una historias en los paisajes camperos andinos. Bucalemu como cuna y Rinconada en la actualidad.

En el 1900 se contaban historias de Pedro Urdemales, personaje que urdía mentiras o agregaba gran condimento a cualquier hecho real. No es que don Chua sea un mentiroso, pero sus correrías, fantasías y relatos pegan en el palo.

Junto al tío Julio y Rumildo, amigos de aventuras, bajaban tipo una de la mañana, por la cuesta de Rinconada hacia Los Andes. Era una noche cerrada y ventosa. De pronto una hoguera en la orilla interior de un potrero. Bajaron unos cien metros y no encontraron ni un rastro del fuego. Sin embargo, un calor los abrazó en el lugar y, juran a pies juntos, que el cola de flecha se había hecho presente.

Marcado a fuego por su paso por el Pascual Baburizza. En esos años de internado, de compañeros fraternos, de bromas inocentes y otras temerarias al burlar la disciplina celosamente resguardada por los inspectores y el inolvidable Renato Muñoz Estroz. Aún le queda la tijera de podar en la mano, podas e injertos son su expertiz y lo demuestra con los frutos gigantes que lleva en la cabina de la camioneta en la época de cosecha.

Primeros trabajos en la zona de Petorca, joven y dice que bien parecido. Jornadas eternas de terreno, informes que debían estar a las 20 horas, algunas veces se atrasaba. En esos momentos lo esperaba su jefe para escuchar la causa de tanta demora, las explicaciones de don Chua, no eran tan convincentes pues se ganó el apodo de “potro de rio “.

Cara visible de un servicio público del agro, en múltiples funciones, pero el rescate de fauna silvestre lo distingue y apasiona. Rapaces, pumas, zorros y guanacos los más importantes. Su cadena de apoyo va desde agricultores, el doctor Eric Sabard y los múltiples centros de rescate de la zona central del país, como: Zoo Metropolitano; Centro de Rapaces de Calera de Tango; Centro de Carnívoros en Rio Colorado, etc.

Últimamente, debido a numerosas causas, han estado bajando los chulengos desde la alta cordillera al valle, sin saber regresar después. Los guanacos juveniles son expulsados de las tropillas y la nieve y falta de alimento los hace explorar hacia lugares con mayores recursos alimenticios.

Esta especie andina está protegida y por lo tanto prohibida su caza, lo que ha llevado a elevar en forma significativa las poblaciones y hemos podido disfrutar de videos tomados con drones, de una belleza sin igual. Las migraciones de la alta cordillera al sector argentino eran regulares en temporadas anteriores. Sin embargo, en la actualidad, se han quedado debido a las medidas de protección que nuestro país ha implementado y también por el cambio de mentalidad de la gente con la educación ecológica.

Don Chua en los meses de junio y julio no ha descansado en esta actividad de rescate de los juveniles guanacos, yendo y viniendo en diferentes sectores, acudiendo ante las denuncias de lugareños. Dichos animales han sido presa de los perros, cercos con alambres de púas y cazadores ocasionales.

Alrededor de cincuenta acciones de rescate desde Río Blanco hasta Las Golondrinas, pasando por El Carrizo, Primera Quebrada, Los Chacayes, Villa Los Peumos, Río Colorado, para darles atención veterinaria y posteriormente liberarlos en el fundo La Canabina y Casa de Piedra, en Río Colorado.

Una de las últimas acciones de don Chua, y que lo retrata de cuerpo entero, ha sido llevar alimento a las poblaciones de guanacos que deambulan en los nevados terrenos alrededor de Los Libertadores. Esos fardos de alfalfa están haciendo la diferencia entre la vida y la muerte de decenas de estos bellos ejemplares.

Camina sereno los campos andinos. Analiza las huellas de tropillas en la nieve, eleva la mirada ante el vuelo de las rapaces, escucha el rugir del viento y se apresta a la próxima aventura.

Don Chua, personaje andino nuestro, en plenas funciones, el de la mano extendida, desde Bucalemu, merece más temprano que tarde nombramiento de andino destacado.

 

 

 

 

 

 


 
 
Twitter Facebook Flickr
 

Los vaivenes del cobre

Eduardo Frei Ruiz-Tagle, China y la hipocresía chilena

 
 
 
¿Cómo evalúa la mantención de las áreas verdes en la ciudad de Los Andes?
Buena.
Regular.
Mala.
Me es indiferente.
Ver resultados
 
 
 
Diario Electrónico Andes Online® | ©2000-2020 Derechos Reservados.
Miembro de EMR™ Chile - Estadísticas de Medios en Internet - Estadísticas Certificadas
Andes Online is Licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 2.0 Chile License
Prensa | Publicidad | Contacto