Domingo, 9 de Agosto de 2020  
 
 

 
 
 
Cultura y ciencias

Costumbrismo Rural...La Botica de Condoroma…

Por Sergio Díaz Ramírez, Crónicas de pueblo. Instagram @amanecerdelgallinero.

  • Tuitea
  • Comparte
  • Imprimir

 
Más Noticias
     
  Costumbrismo Rural...Campesinos de Chile…
  Se amplía el plazo para participar en concurso literario autobiográfico para personas mayores “Confieso que he vivido”
  Virgen de las Nieves de Pocuro recorrerá Calle Larga en su tradicional Fiesta Patronal
  Más de 500 obras llegaron al Certamen Internacional “Putaendo, Mágica Cordillera Viva”
  Invitan a artistas y gestores culturales del área del turismo y la gastronomía de Aconcagua a generar redes colaborativas que potencien el espíritu creativo
  Para qué y para quiénes reabrir la cultura será el tema de la próxima actividad de Puerto de Ideas
 
 

El tiempo se ha detenido en los parajes de Condoroma. Todo evoca al pasado: casas de adobe, techos altos, el inigualable ruido de las acequias, la bandada de queltehues y la primera curva, entrando por los Villares, guarda lo mejor: doña Luisa y don Juan, que parecieran haber sido sacados de una novela del 1800.

Apasionados de las gallinas y pavos, aún desgranan las mazorcas de auto cultivo, las secadas en los techos del granero, los chocleros de semillas verdaderas, los pintados de amarillos asoleados. Su crianza de gallinas criollas no está en recetas de libros, ya que son producto de la observación y del manejo heredado de generaciones centenarias.

Esas pinturas de acuarelas se palpan en cada rincón, y como no dibujarla, cuando con un antiguo tiqui tiqui corren las negras, castellanas y coloradas para picotear el morocho alzado al viento que doña Luisa alegremente distribuye.

A un costado de la leña se encuentra el baño de ceniza, sacadas del brasero, donde felices aves se revuelcan y enanchan plumajes para sacudirse de niguas y otros ectoparásitos. Efecto legía nos cuenta como secreto, al igual que cuando sus padres pelaban el “mote mei “.

Don Juan prepara el suelo para la siembra de agosto. Un sector con alfalfa es vital en toda crianza de gallinas criollas, para el picoteo directo o cuelgas de brotes en el gallinero. Nos desafía que el cambio en la postura de las aves es increíble, además de la frescura que otorga la planta en la temporada de calor.

Solo guano de corral como fertilizante, además de lo natural nos cuenta, ahí se mantienen muchas semillas de ortiga, la planta medicinal por excelencia para los disturbios intestinales, estimulación de celos, postura y purgar la tripa de parásitos internos. Su acción antioxidante y analgésica funciona en consumo fresco, seco o infusión.

Esa gallina criolla cogote pelado -que solo duerme en el gallinero y de madrugada quiere salir al campo- ya sabe dónde la señora Luisa cultiva la menta, a la orilla de la acequia y en macetas bajo el corredor. Es ahí donde llega en inviernos, cuando acechan los problemas respiratorios o en alguna mala pasada con problemas digestivos.

Unas gallinetas duermen en una algarroba. Sus estridentes gritos llenan cualquier espacio, nunca pisan el gallinero. Doña Luisa dice que tienen salud de hierro, porque ellas regulan solas su alimentación y discriminan desde el campo todas sus necesidades, lo describe como la situación ideal para no enfermarse.

Entre sus cultivos de rosas, don Juan acostumbra a poner una hilera de orégano, la que refuerza su arsenal de tónicos naturales, pues el picoteo de tufuas y colloncas de tallos tiernos mejoran la conversión de los alimentos, recoge huevos más grandes y sus pollos castellanos cazueleros son de crecimiento temprano. Inmejorable bactericida y reconstituyente en general.

Normalmente el campo nos presenta pavos negros o medios castellanos al cruzarse con los blancos. Sin embargo, acá encontramos pavos dorados y muy grandes. Sabiendo que su crianza es muy difícil y hay alta mortalidad de pequeños, le consultamos el secreto. Nos lleva a un gallinero y al menos cincuenta crías corren por todas partes. Don Juan de reojo nos muestra el remedio: una bandeja con cebolla picada. Este es uno de los mejores antibióticos naturales por su alto contenido de azufre, lo que ayuda a las aves a prevenir procesos infecciosos respiratorios.

En su cocina de campo, se siente el brasero que abriga, se siguen encontrando respuestas de su crianza señera, un frasco con granos de pimienta para los pollitos recién nacidos y su refuerzo inmunológico y despacha como corolario un secreto de campo para cambiar las gallinas cluecas al momento de empollar y para que no se levanten, unos pequeños golpes en el pecho con ramitas de ortiga, santo remedio.

 

 

 

 

 


 
 
Twitter Facebook Flickr
 

Ámbar y el sistema de protección a la infancia en Chile

La culpa no es de la libertad condicional

 
 
 
¿Cree que Los Andes debe salir de cuarentena y pasar a fase de transición?
Si.
No, todavía es muy riesgoso.
Me da lo mismo.
Ver resultados
 
 
 
Diario Electrónico Andes Online® | ©2000-2020 Derechos Reservados.
Miembro de EMR™ Chile - Estadísticas de Medios en Internet - Estadísticas Certificadas
Andes Online is Licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 2.0 Chile License
Prensa | Publicidad | Contacto