Viernes, 5 de Junio de 2020  
 
 

 
 
 
Cultura y ciencias

Costumbrismo Rural...Colores camperos en Rinconada...

Por Sergio Díaz Ramírez, crónicas de pueblo.

  • Tuitea
  • Comparte
  • Imprimir

 
Más Noticias
     
  Costumbrismo Rural...Correrías del Culpeo en el campo...
  Ponen a disposición de la ciudadanía de Aconcagua el Tomo III de la “Obra reunida de Gabriela Mistral”
  Comenzó ensayo de simulación online para ingreso a la universidad
  Saskia Sassen, destacada socióloga de la globalización, conversará en #PuertodeIdeasEnVivo
  Fundación Pro Cultura presenta video sobre restauración del archivo Fotográfico de Ramón Albornoz
  Municipio andino se adhiere a la celebración del Día del Patrimonio en casa
 
 

Los colores del campo, reflejos del sol y la pigmentación, complejos, puros y entreverados, se asoman en donde quiera que vayas. Animales, vegetales y sus tonalidades, que brillan y cambian según los lugares y estaciones.

Cabalgando en Auco y conversando la mañana con un par de amigos, les consulté por los colores del campo y casi al unísono me comentaron que los tonos de la naturaleza estaban escritos en la capa de los caballos. Ahí me enteré que eso era la cubierta principal de pelaje de los pingos y me fueron describiendo y diciendo nombres como verdaderas poesías costumbristas. Pocas personas podrían entender si nos hablan de un “ruano malacara pie moro”.

Cuando nos preguntamos por los colores de estos pelajes, somos capaces de describir los principales como: bayo, mulato, colorado, tordillo, alazán, negro o barroso. Sin embargo, el hombre de campo va más allá y domina rasgos y adornos que le agregan con su pasión certera de la mirada.

En general la ganadería gaucha es de mucha tradición y nos llevan ventaja en el lenguaje criollo, costumbres, difusión y verso. Quizá, por eso, Emilio Solanet escribió una verdadera biblia sobre el tema, ordenando una descripción amable y muy campesina, basándose en el color del pelaje, detalles del cuerpo, particularidades de la cabeza y de los miembros.

1.- Blanco, como matiz de la capa que cubre todo el cuerpo, derivan denominaciones criollas de campos y pampas, que se afinan en detalles y guardan en complementos llamados: plateado, mosqueado, albino, sabino, porcelano, porcelano rosado, ojos negros. Es así, que dicen que un potro blanco de ojos negros es muy deseable en el gauchaje y campesinos.

2.- Bayo, sin duda todos los camperos lo conocemos, sin embargo, los matices específicos son como sigue: blanco, huevo y pato, amarillo, naranjado, encerado, cebruno, ruano, cabos negros, dorado, rodado. Existe una canción del folclorista transandino Argentino Luna que, describe de manera increíble el carácter de su bayo encerado.

3.- Gateado, atigrado en las extremidades, deriva en: claro, hosco, pangaré, rubio, barcino. El profesor Solanet nos describe que un caballo gateado pangaré posee la punta de la nariz, la región del vientre y las entrepiernas de color blanco.

4.- Cebruno, se describe como color de ciervo y tiene una característica de un matiz claro y otro oscuro.

5.- Lobuno, grisáceo en el lomo, más claro en verijas y hocico, negro en la cara y crines y cola.

6.- Alazán, tipo colorín, se desprende en: claro, tostado, dorado, ruano, rodado. Se ven mucho los tostados y crines rubias.

7.- Colorado, imponentes caballos requemados y comunes.

8.- Doradillo, elegantes caballos de color alazán claro.

9.- Zaino, mulatos de crines y cola negro, los hay colorados, negros y pardos.

10.- Oscuro, común y renegrido.

11.- Tordillo, blanquecinos de capa con tonalidades blanco, negro, plateado, rodado, overo, mosqueado, sabino, zafranado y rucio.

12.- Moro, claros y oscuros.

13.- Rosillo, con matices de: blanco, colorado, rubio, ruano, labrado, moro, gateado, overo y bayo.

14.- Overo, con tonos, negro, gateado, bayo, lobuno, cebruno, alazán, tostado, zaino, manchado overo, azulejo, tobiano.

Hace una descripción tomando en cuenta el fondo de la capa. Sin embargo, también existe una descripción con los detalles del cuerpo. Galán, entrepelado, pangaré, dorado, nevado, mosqueado, sabino, porcelano, salpicado, aporotado, lunarejo, rodado, atigrado o barcino, tiznado, chorreado, ruano, raya de mula, yaguané, fajado, bandeado, lagarto, bragado, marucha mora, paleta overa, rabicano, tusado, remolino, crespo y tapado.

Por detalles de la cabeza, tenemos: pelos blancos en la frente, estrella, lucero, corazón, testerilla, mascarilla, lista, malacara, pampa, pico blanco, picazo, boca de mula, gargantilla, fiador, zarco y bigotes.

Finalmente, por las particularidades de los miembros tenemos: calzado, cabos negros, pie moro, cebrado, ranillas y espejuelos.

Colores del campo, reflejados en el noble caballo criollo, el de cerro, el vaquero, monturero, trotador y galopeador, manso en la laceada y atropellador en el arranque. Si lo observa en el campo, si lo cría y lo monta, sepa sus características y cabalgue orgulloso como el Gancho Ahumada lo hace con su “zaino zarco testerilla cabos negros”.

 

 


 
 
Twitter Facebook Flickr
 

De audaces propuestas, grandes impuestos y pobre ejecución

Nunca nos enseñaron acerca del dinero

 
 
 
¿Cree necesario decretar cuarentena total en el valle de Aconcagua para frenar contagios de Coronavirus?
Si.
No.
Solo en algunas comunas.
Me da lo mismo.
Ver resultados
 
 
 
Diario Electrónico Andes Online® | ©2000-2020 Derechos Reservados.
Miembro de EMR™ Chile - Estadísticas de Medios en Internet - Estadísticas Certificadas
Andes Online is Licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 2.0 Chile License
Prensa | Publicidad | Contacto