Sabado, 14 de Diciembre de 2019  
 
 

 
 
 
Cultura y ciencias

Costumbrismo Rural- Maravillosa en los cerros de Aconcagua

El Ing. Agrónomo Eco granja Parque Cordillera Sergio Díaz nos deleita con otro relato del ayer.

  • Tuitea
  • Comparte
  • Imprimir

 
Más Noticias
     
  Conciertos de Coros llevará villancicos a las comunas del Valle de Aconcagua
  Costumbrismo Rural- Amasado y en horno de barro
  Proyectos y presentaciones marcan fin de semestre en Escuela Río Blanco
  Conjunto ‘’Valle y Cordillera” culmina actividades anuales con actuaciones folklóricas itinerantes
  IV Feria de Fantasía Medieval este fin de semana en Calle Larga
  Liceo República Argentina estrena mural matemático para fomentar aprendizaje
 
 

Ladera norte del cerro que mira al rio Aconcagua, inclinado al puente del Rey, y una cabalgata sube un domingo de noviembre en la década del 40, se buscaban senderos entre los chaguales que abundaban y lucían orgullosos como cultivados en los agrestes paisajes. Don Elías, baquiano de la zona, mostraba de manera asidua el vuelo de nuestras monarcas, a los turistas que no pensaban encontrar esas maravillas vivientes.

Eran las once de la mañana y con una buena temperatura desplegaban sus alas, abarcando una superficie de una longitud de al menos 10 centímetros, provocando una sombra similar a un ave de regular tamaño. Los caballos se tropezaban en los roqueríos y más de algún gringo se desplomaba al estar concentrado en su vieja cámara fotográfica para inmortalizar tan imprevistas imágenes.

Revoloteos entre cerros y quebradas eran comunes en la zona de los chaguales o puyas, la mariposa más grande del país paseaba sus colores con prestancia en los cerros del valle, escondiéndose al atardecer, protegiéndose en las verdes y espinosas hojas.

Con vuelos pesados y aleteo forzado, llamativos colores que van desde el gris oscuro al verde, pasando por blancos, rojos y castaños...recorrían desde Calle Larga en el fundo El Castillo hasta Llay Llay, constituían en la época el hábitat de la mariposa en Aconcagua y desde Coquimbo al Biobío en el país.

Don Elías se hacía experto en el vuelo y escondite de las polillas diurnas, no sabía que se habían descrito por Gray en el año 1838, sin embargo, descubría y explicaba su biología al mostrar las crisálidas formadas y protegidas por aserrín y sus propios excrementos, también explicaba que en sus recorridos solo las había visto asociadas a las puyas, infiriendo su dependencia exclusiva como sustento y guarida.

Observaba además que los adultos se alimentaban vorazmente de las llamativas flores, ayudando en su polinización y la larva taladraba el tallo de la puya, consumiendo los tejidos de la pulpa blanca y jugosa.

Era costumbre en los campos de la época comunicarse entre los campesinos, especialmente en invierno, a través de fogatas realizadas quemando una puya, cuyo aceite hacía de acelerante, sin embargo, el prefería utilizar unas bostas secas de vacas y algunas chamizas de leñas, para cuidar de no dañar el hábitat de las maravillosas.

Se cuenta que don Elías, quien partió muy joven subiendo ganado al cerro, se fue especializando en cabalgatas turísticas y hasta chapuceaba el inglés con el paso del tiempo. Gracias a su amiga Castnia eudesmia, llamada así científicamente, se fue interesando en la flora y fauna del sector, convirtiéndose en un verdadero naturalista de la zona y cuando los lustros lo fueron pillando, aun balbuceaba la ciencia natural de sus caminos.

En tiempos de hoy, en sector El Asiento, don Elías afirma sus 93 años en un grueso bastón, con destellos recuerda aun sus andanzas, pero gracias a Dios, no sabe que esa naturaleza ya no existe, que las puyas fueron arrancadas para construir hermosos condominios que miran al horizonte, que otras se fueron al gourmet, que los incendios las consumieron y que básicamente los montes se modificaron con huertos de paltas, pero lo más importante, desconoce que su maravillosa monarca prácticamente no existe...

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 
 
Twitter Facebook Flickr
 

Vestirse con ropa ajena (una realidad)

Temas locales en consulta ciudadana

 
 
 
¿Cómo considera la calidad de vida en la ciudad de Los Andes?
Muy Buena.
Buena.
Regular.
Mala.
Ver resultados
 
 
 
Diario Electrónico Andes Online® | ©2000-2019 Derechos Reservados.
Miembro de EMR™ Chile - Estadísticas de Medios en Internet - Estadísticas Certificadas
Andes Online is Licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 2.0 Chile License
Prensa | Publicidad | Contacto