Viernes, 22 de Noviembre de 2019  
 
 

 
 
 
Cultura y ciencias

Costumbrismo Rural- Cuarteles Rurales de San Esteban

El  Ing. Agrónomo Eco granja Parque Cordillera Sergio Díaz no entrega este relato sobre las vivencias de un recinto bomberil de pueblo.

  • Tuitea
  • Comparte
  • Imprimir

 
Más Noticias
     
  Costumbrismo Rural- Maravillosa en los cerros de Aconcagua
  Observación del Tránsito de Mercurio en Calle Larga es destacado por medios especializados a Nivel Nacional
  Costumbrismo Rural: Charqui pollo y Los Challas
  Suspenden actividades del Festival Costumbrista de Los Andes 2019
  Este lunes desde el observatorio de Pocuro se podrá observar el tránsito planetario de Mercurio
  Este sábado se realizará el II encuentro de arte inclusivo de Los Andes
 
 

Corría un viento extraño, en la costa del puerto de Valparaíso, una temperatura tormentosa, se desataba así el gran desastre del 15 de diciembre de 1850, un incendio descomunal para la época se tomaba la atmosfera y construcciones de la rada...los serenos, policías y público en general ya nunca más darían abasto para controlar tragedias de esa magnitud.

Es así como basados en brigadas o asociaciones contra incendios, existentes desde el siglo XVIII en Estados Unidos y Europa, en 1851 surgieron las primeras asociaciones de voluntarios. Estos nacientes cuerpos bomberiles formaron sus filas con miembros de una aristocracia de profesionales, comerciantes y mineros, con ideas progresistas y liberales, que hallan en la filantropía un modo de canalizar inquietudes éticas y sociales.

Alondra de día y búho de noche, así vigila nuestra Primera Compañía en la comuna de San Esteban. Donde quiera que se produzca el evento, accidente, incendio u otro tipo de tragedia, los voluntarios están siempre prestos para asistir a la emergencia. Así lo asegura el superintendente Jorge Tapia y el capitán Mundaca, quien junto a sus dirigidos tienen mudas y equipos en casa, cuartel y vehículo.

Suena la sirena y el turno responde. Otros corren desde sus casas en dirección al carro, con toda la premura y adrenalina en juego, para ese requerimiento en Lo Calvo, Las Golondrinas, El Cobre, Campos de Ahumada, Vegas de la Fragua, Higueral, San Francisco, La Canabina, San Regis, Foncea, comuna centro, Cariño Botado, calle Roma, calle Reyes, Baños del Corazón, Huape, San Miguel, camino Internacional, Paidahuen, Llanos Norte o Tocornal...

Voluntariado y perfeccionamiento son la combinación necesaria para lograr un equipo de excelencia. Es así como va aumentando el currículo en técnicas de control de incendio; manejo de extintores; técnicas de incendio industrial; técnicas de fuego vehicular; respuesta a emergencia con sustancias peligrosas; rescate en espacios confinados y recate en alturas.

El manejo de trauma y atención prehospitalaria ocupan un lugar muy destacado en su instrucción, especialmente en lo referido a accidentes de tránsito, donde les corresponde el rescate vehicular. Para ello se han preparado en atención de trauma, inmovilización y maniobra de Heimlich, primera atención de quemaduras, cortaduras y fracturas, RCP y uso del Desfibrilador Automático Externo (DAE) y especialidad de liderazgo.

Comuna de San Esteban, ambiente rural, gente de campo y la superficie más extensa de la provincia, año a año se suben los animales a pastar en las veranadas. Octubre del 2017 y la familia Montenegro, siguiendo la tradición, enfila su ganado lanar hacia Rio Colorado, aprovecha la noche y en un solo caminar y balido, aparece en las faldas del cerro al amanecer. A Bocatoma se llega a la oración, se alcanzan las primeras posturas para el ganado, cuando la mula de don Ernesto se espanta por un quique y el jinete se despeña 15 metros en la quebrada.

Enredado en los litres, se hace inaccesible alcanzarlo y con dificultad se le deja caer una manta de castilla para el sereno nocturno.

Ya avisados en la compañía, rápidamente se prepara el equipo de rescate agreste, el capitán Rodrigo Mundaca y el líder Sebastián Arancibia junto a sus dirigidos montan el carro de arrastre A1, para ser remolcado por RX1, con todos los pertrechos necesarios para tener a lo menos una semana de autonomía. Carpas, mochilas con GPS, ferretería de montaña, alimentos y raquetas, dispuestos para la tarea de Rio Colorado.

Sirenas del carro hacen eco en la garganta de la serranía, velozmente las curvas del camino se enderezan, para lograr con premura el auxilio de su arriero. Once de la noche y el aullido de un culpeo anuncia la llegada de la cordada. Las balizas iluminan el zanjón y Michel Herrera, operativo del grupo, se descuelga por el despeñadero, asegura a don Ernesto y recibe camilla, cuerdas y lo necesario para sacar al herido, una escarchilla tupida dificulta las acciones.

Hay quince voluntarios entrenados y equipados para el rescate agreste, que singulariza al Cuerpo de Bomberos de San Esteban, dando seguridad y socorro oportuno al mundo rural de la comuna, al trabajo del arriero, a los deportistas de cerro, media y alta montaña, al mundo minero y turistas nacionales y extranjeros. Con una media de 18 rescates anuales, se encuentran en proceso de certificación, condición que los catapultara a poder participar en rescates nacionales e internacionales, convirtiéndose en orgullo de Los Andes. La mayoría de los rescates han sido en Campos de Ahumada y cerro Mocohen.

Como cuerpo de bomberos es destacable el crecimiento en su medio siglo de historia, contando con una segunda compañía en Los Chacayes, muy importante para la mediana y alta cordillera y población de riberas del Aconcagua y, marchando al ritmo de los tiempos, está integrado también por mujeres voluntarias con las mismas obligaciones y capacidades de los hombres, ocupando puestos de alta responsabilidad como es el caso de su vicesuperintendente, Paula Lozano.

A pulso se trajeron los primeros carros. Voluntarios históricos como Juan Alfaro, Guillermo Villaseca, Patricio Henríquez, Luis Reyes, Luis Gallardo, Jovino Otárola y el primer conductor Nibaldo Segura, los acondicionaron y dejaron a punto.

Muchos aportes personales, trabajos en trillas y estacionamientos, aportes municipales, postulación de proyectos y otros, sin embargo, el cara a cara con el san estebino, no podría perderse. Cuando vea voluntarios en una esquina solicitando su cooperación, entréguele su aporte. No están pidiendo una limosna. Ayudarles es un compromiso que cada uno de nosotros debiera tener con nuestros bomberos, que por su desinteresada entrega son un patrimonio de la zona.

Hermosa melodía de Atahualpa Yupanqui, cuando andaba de arriero, recorriendo “faldas, cuestas y laderas, “al igual que nuestro equipo agreste, en rescate del escalador, turista, minero o campestre...

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 
 
Twitter Facebook Flickr
 

Golpes múltiples

La constitución de los DD.HH. en cárceles

 
 
 
¿Está de acuerdo con que se desvíen aguas para favorecer la tercera sección del río Aconcagua?.
Si.
No.
Me da lo mismo.
Ver resultados
 
 
 
Diario Electrónico Andes Online® | ©2000-2019 Derechos Reservados.
Miembro de EMR™ Chile - Estadísticas de Medios en Internet - Estadísticas Certificadas
Andes Online is Licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 2.0 Chile License
Prensa | Publicidad | Contacto