Viernes, 15 de Noviembre de 2019  
 
 

 
 
 
Opinión

Costumbrismo Rural – Camino Los Andes - San Felipe, vía Tocornal.

Por Sergio Díaz Ramírez, Ing. Agrónomo Eco granja Parque Cordillera.

  • Tuitea
  • Comparte
  • Imprimir

 
Más Noticias
     
  ¿Cómo va el plebiscito comunal en la provincia de Los Andes?
  Profecía de una maldición
  ¡BASTA YA!
  El gesto de la banca y el retail
  Cierre del año escolar: una decisión en muchos casos necesaria
  El pueblo, unido, ¿Avanza sin partidos?
 
 

Don Alejo Rodríguez, lo transitó, entre 60 y 70 años atrás, sólo tres recorridos de micro a la semana, la Choroy y la del chofer García se turnaban, travesuras de niños en ese largo recorrido que implicaba un trazado polvoriento y sinuoso. Junto a su amigo Juan Muñoz, discurrían entretenciones para el viaje, un billete atado a un hilo de coser, era el sebo y engaño del divertimento.

Tropillas de mulas, caballos y ganado menor era lo corriente en aquellas épocas, polvaredas lejanas se sentían a kilómetros con el sonido alentador de los arrieros cambiando de potreros sus majadas, buscando mejores aguadas y rastrojos de cereales. Rebaños incontables caminaban de noche con destino a las veranadas en busca de las abundantes posturas de antaño.

Esta huella fue trazada inicialmente por Ambrosio O” Higgins, junto con la fundación de la villa San Felipe El Real, en agosto de 1740, para que sirviera de comunicación con la villa de Santa Rosa, punto de inicio para el cruce de la cordillera.

Desde su origen, San Esteban, fue de vital importancia, para el comercio desde Cuyo y Buenos Aires, el camino pasaba por las calles San Miguel, La Florida y Paidahuen (continuación de Tocornal) desde donde se llegaba a Los Andes por un puente colgante peatonal y de caballos, comunicando con Coquimbito.

Este camino se denominó durante casi un siglo como “Camino Real “y adquirió mayor importancia cuando en 1791 se fundó la ciudad de Santa Rosa de Los Andes. Dada su significancia, entre 1837 y 1839, el diputado por San Felipe, José Maria Tocornal, consiguió los recursos para ensancharlo (“para que cupiesen dos carretas que se enfrentasen “). Por esta razón, a partir de 1850, aproximadamente, el camino pasó a llamarse “Tocornal “.

Carretas con bueyes, carretelas con caballos e incipientes camiones, tractores, cosecheras y locomóviles se hacían a la ruta. También cada cierto tiempo, especialmente en los inviernos lluviosos, una sencilla pala mecánica de Vialidad, circulaba emparejando el camino.

18 kilómetros y 22 minutos promedian estas distancias en la actualidad, significativa diferencia en el viaje de aquella época, donde se sobrepasaba la hora, incluyendo sendas paradas para que doña Pepa Lazcano bajara un par de sacos de harina en sector El Llano y don Charqui Ibaceta su cuelga de 6 gallinas castellanas y dos pavos dorados en El Pino. Un recorrido incluía la comuna de Santa María, yendo desde Tocornal a Calle del Medio y Las Cadenas.

Se plantaba la hilera de palmeras, al lado del gran galpón rojo del Fundo La Colonia, mucha actividad con las 24 familias que habitaban en las casas blancas con azulino, que aún perduran, al costado del camino. Tractores y carretas atravesaban el sector, con las cosechas de tabaco y cáñamo, destinadas a las perchas de proceso. Don Raul Herrera caminaba los senderos del fundo, regando maizales y pastoreando rebaños de ovinos, principal patrimonio del predio.

Juan, Flora, Violeta y el pequeño Jaime, recorrían cuatro veces al día el camino Tocornal desde La Colonia a la Escuela Las Cadenas en su doble jornada de 9hrs a 12hrs y de 14hrs a 17 horas, iniciando las primeras letras y cálculos de la familia Herrera, criados en el Fundo La Colonia, que, junto al Guindal de Calle Larga, fueron los predios más importantes de Los Andes.

Durante un tiempo largo se asfalto sólo la pista norte de la ruta, era muy característico el golpeteo de los cuatro briosos percherones negro azabache que tiraban la carroza fúnebre, cuando algún vecino era llamado del purgatorio. No solo los niños se impresionaban de la escena, los adultos también temblaban ante los negros corceles.

Historias de búhos nocturnos llamando almas, pactos con el diablo y especialmente el paseo al amanecer de Satanás en una vieja cosechera en el sector de cerro cortado, se hacían recurrentes en la zona, tanto así que el sacerdote de la diócesis, se hacía escaso con las sanaciones y hubo que se erigir una gran cruz en la loma para curar los espantos.

Trabajo duro de semana, pero compensación de sábados de tugurios, en la Quinta de Recreo de El Llano, donde alegres parroquianos se allegaban en maestros caballos montureros, especialmente maestros en el regreso dormido, por ese camino largo, gastando herraduras por la pista de tierra. Música y bailes eran el recuerdo hasta la siguiente semana.

José María Tocornal Jiménez nació en 1788 y falleció en 1865. Fue integrante de la Primera Junta de Gobierno en 1810, ministro del Interior y de Relaciones Exteriores del presidente José Joaquín Prieto, en 1832 y diputado por Los Andes entre 1834 y 1837 y también diputado por San Felipe, entre 1837 y 1840.

Calle Tocornal, antiguas miradas sobre la montaña nevada, soñados atardeceres hacia el poniente, recuerdos de esas familias andinas que ensancharon varas, con trabajo y alma nuestro camino. Adentrémonos desde la encomienda de los Jara del Villar cuando sus carruajes circulaban desde San Miguel hasta El Tambo y construían su famosa casona, conocida como El Silo. Recuerdo a esos nombres que han heredado los genes, Vargas, Herrera, Reinoso, Rodríguez, Zenteno, Quiroga, Ramirez, Muñoz, Quiroz y tantos otros.

Se caminó la huella...se cabalgo el camino...se cruzaron las carretas ...

 


 
 
Twitter Facebook Flickr
 

¿Cómo va el plebiscito comunal en la provincia de Los Andes?

Profecía de una maldición

 
 
 
¿Está de acuerdo con que se desvíen aguas para favorecer la tercera sección del río Aconcagua?.
Si.
No.
Me da lo mismo.
Ver resultados
 
 
 
Diario Electrónico Andes Online® | ©2000-2019 Derechos Reservados.
Miembro de EMR™ Chile - Estadísticas de Medios en Internet - Estadísticas Certificadas
Andes Online is Licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 2.0 Chile License
Prensa | Publicidad | Contacto