Miercoles, 19 de Junio de 2019  
 
 

 
 
 
Opinión

Amanecer de las tropillas

Por Sergio Díaz Ramírez, Ing. Agrónomo Eco granja Parque Cordillera.

 

  • Tuitea
  • Comparte
  • Imprimir

 
Más Noticias
     
  Electividad de la educación física
  Apocalipsis central y desarrollo
  ¿ “Ciberdemocracia” o caos ?
  Costumbrismo Rural-Arboledas Urbanas
  Del homosapiens al homoeconomicus
  Demencia en la vejez, un problema de salud que se puede prevenir
 
 

VIDA SILVESTRE Y DOMESTICA  

Un animal  silvestre puede reconocerse de manera muy sencilla,solo mediante  la observacion, incluso sin conocer la especie. La regla es la simetria bilateral, es decir si en un corte longitudinal imaginario, ambas mitades son exactamente iguales en forma y color, se trata de vida silvestre. Por el contrario si se observa dicho corte y existen formas y colores o pintas diferentes, estamos en presencia de un animal doméstico. Por supuesto que en animales de color sólido o tapado no aplica,pero es la minoria de los casos. Es importante saber la diferencia, especialmente por su proteccion, en el caso de especies silvestres con diferentes grados de vulnerabilidad.

Curiosamente, los camélidos del altiplano y también de nuestra  cordillera , sirven para entender lo antes descrito, pues existen dos especies domésticas como la alpaca y la llama y dos silvestres como la vicuña y el guanaco. Además hay cruzamientos que originan el misti, huarizo y paco vicuña.

Vicuñas y guanacos habitaban Sudamérica antes de la llegada de los primeros humanos. Hace unos cinco mil años los pueblos andinos realizaron el proceso de domesticación del guanaco, obteniendo una nueva especie -la llama- inexistente hasta entonces. Algo similar ocurrió con las vicuñas, de las cuales se obtuvo la alpaca. La existencia  simultánea de una especie silvestre y de la especie doméstica derivada de la misma ,es una caracteristica distintiva de los camélidos sudamericanos.

El guanaco, especie silvestre y de mayor tamaño ,puede prosperar en diferentes ambientes  -desde el mar hasta los 4000 metros de altura y desde el extremo norte hasta la patagonia-  reconociendose cuatro subespecies a lo largo del territorio.

En la región de Valparaíso podemos encontrar grandes tropillas, especialmente arriba del brazo del río Colorado, poblaciones que han ido incrementandose y deambulan entre Argentina y Chile en posturas de veranada. Con inviernos crudos es posible observar pequeñas tropillas en los alrededores del Complejo Fronterizo y Hotel Portillo, De hecho alcanzan hasta Ojos de Agua, de manera tal que vialidad – hace unos diez años- tuvo que poner letreros camineros de precaución.

Ley de Caza,prohibe cazar guanacos, el convenio CITES, en su regulación, lo ubica en Apéndice II,. Es un emblema de nuestra alta cordillera, cada vez existe más conciencia en el cuidado del patrimonio silvestre, sin embargo de manera lamentable,se mantiene la práctica de su caza ilegal.

 Las vicuñas ocupan el altiplano chileno y no se adaptan a las latitudes de más al sur. Por ello, sólo podemos observarlas en nuestra región, en parques zoológicos como es el de Quilpue. Posee numerosas adaptaciones al ambiente de la puna: Color de pajonal (acanelado mimético);escasez de oxigeno (14 mill glob rojos/mm3 de sangre); frío (fibra fina de 10 micras); pastos duros (incisivos de crecimiento continuo hasta los 5 años) ; áreas abiertas (cuello largo para otear y detectar enemigos) ; frío nocturno (mechón de pelo en el pecho para cubrir las extremidades); terreno pedregoso (pezuña almohadillada).

En la zona de Llay Llay se han realizado varias cuarentenas de exportación de las especies domésticas, con destino a Norteamerica y Europa, especialmente de alpacas. Chile por razones de origen  y sanidad de las especies, es requerido por los pequeños rebaños ya asentados en los diferentes territorios del mundo, para mejorar su genética y evitar consanguinidad.

 

 Nota del autor: Camélidos del altiplano andino, inadecuadamente conocidos por los habitantes del Valle del Aconcagua, razón por la cual hay que destacar los esfuerzos de la familia Marín de San Felipe, la que por años ha hecho un manejo integrado de alpacas y llamas con  la producción frutícola en el sector  Pio Rio, cerro Mauco. Tambien al desarrollo estabulado que tiene Cristina Went en su parcela orgánica Edelweiss de Catemu, donde convive con ejemplares endémicos de llamas y alpacas, realizando un manejo sustentable al utilizar lana de esquila para obtener elaborados productos artesanales (tejidos y joyas).

 

 


 
 
Twitter Facebook Flickr
 

Electividad de la educación física

Apocalipsis central y desarrollo

 
 
 
¿Debe existir mayor fiscalización de la policía respecto de las carreras clandestinas?
Si.
No.
Me da lo mismo.
Ver resultados
 
 
 
Diario Electrónico Andes Online® | ©2000-2019 Derechos Reservados.
Miembro de EMR™ Chile - Estadísticas de Medios en Internet - Estadísticas Certificadas
Andes Online is Licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 2.0 Chile License
Prensa | Publicidad | Contacto