Martes, 26 de Enero de 2021  
 
 

 
 
 
Cultura y ciencias

Costumbrismo Rural … La Magia de la Bicicleta en Navidad

Crónicas de Pueblo de Sergio Díaz Ramírez.

  • Tuitea
  • Comparte
  • Imprimir

 
Más Noticias
     
  Costumbrismo Rural… El Toro de Marco
  Joven dramaturgo andino prepara obra de teatro autogestionada en Valparaíso
  Académico andino fue seleccionado para participar de la Red Climática de Chile
  Escritoras representaron a Los Andes en homenaje internacional a Gabriela Mistral
  Costumbrismo Rural… Mito de las Cabañuelas en Alhué …
  Estudiante del Liceo Mixto Bicentenario Los Andes ganó concurso de microcuentos en inglés "Spill the Ink"
 
 

Si antes de Cristo se hubiesen podido hacer realidad los esbozos de algunos sabios del antiguo Egipto, sin duda los Reyes Magos hace 2020 años se hubieran trasladado en un vehículo de dos ruedas a Belén y el regalo mas importante no hubiese sido mirra, sino más bien una hermosa bicicleta. Marcos tallados en madera, sobre ruedas del mismo material, habrían asombrado a burros y bueyes que somnolientos masticaban los pastos cegados a echona por sus pastores.

Ya se cumplieron 200 años que el deseo de Navidad de los niños del mundo camina en un sueño de dos ruedas, desde que el barón alemán Karl Ludwig Drais, el año 1817, inventó la maquina andante, precursora de la bicicleta. Sólo un carrito de dos ruedas y un manillar, permitían que, con el movimiento similar a un patinador, pudiera desplazarse y captar la atención mágica de ese niño que solo la miraba desde lejos.

Don Alejo Rodríguez nacido y criado en los campos antiguos de Tocornal, recuerda que, en los años 60, era casi imposible bajar una bicicleta desde el carruaje tirado por los renos. Sus pequeños hijos normalmente se quedaban con una pelota, sin saber que más adelante llegarían a ser dos extraordinarios deportistas a nivel nacional. La “chancha” tuvo que esperar bastantes años.

Estelita, de la mina Caracoles, vivió la Navidad a la usanza del 1800. Las noticias de Europa aun no llegaban y la familia chilena celebraba la noche buena saliendo a la calle, generalmente con ropa nueva y mucho ánimo festivo. Los regalos mas comunes eran los claveles, frutas de primores, dulces chilenos y figuritas de greda. Con el correr del siglo XX, Santa Claus y los regalos a niños fue haciéndose más común, sin embargo, el pensar en una bicicleta era un privilegio.

 

 

Quizás valga la pena preguntarse las razones de querer una bicicleta en Navidad. De chico se desea romper de manera sencilla los ritmos de la velocidad, sentir la brisa en la cara, dominar una máquina en iguales condiciones donde el género no importa, ir a máxima prisa donde el compañero, subir y bajar un cerro disfrutando de la naturaleza sin contaminar ni producir destrucción.

Década del 70 y toda una generación creció con una propaganda televisiva que decía “Cómprate un auto perico”, donde el desaparecido actor Nissim Sharim personificaba un hombre de clase media que, andando en bicicleta, era requerido por la sociedad a dar un salto económico e integrarse al mundo del automóvil. Lo que retrataba ya un modelo exigente, materialista y distante de uno ecológico, al que todos nos hemos subido, prácticamente sin distingos.

Mi amigo Aliro Costello, en los años 70, no recibió una bicicleta de niño. Sin embargo, en su juventud la utilizaba para desplazarse en todas direcciones y a cualquier hora del día, en los campos de la precordillera de la costa de nuestra región. El campo reemplazó al caballo por este hermoso transporte, bajando los costos, aumentando la eficiencia e imitando un medio económico del mundo desarrollado.

Ulises Vega, destacado vecino del sector Santa Elena en El Llano, comuna de Santa María, tampoco tuvo ese regalo de pequeño. No obstante, hizo su vida de campesino arriba de la bicicleta. A sus 73 años se desplaza desde su localidad hasta Los Andes como si nada, con una salud de hierro. Me contaba que su “cleta Bianchinni” es una pistera del año 1985, que la engrasa cada dos meses y lo único diferente a la original es el manubrio recto que le acomoda más que el deportivo.

El desarrollo de hoy, la pandemia actual, las cotidianas conductas ensimismadas, puede que lleve a los niños a enfrascarse en otros deseos. Mas, las noticias de la prensa, siguen mostrando que el regalo mundial por excelencia sigue siendo la bicicleta y los cientos de contenedores que vienen en los mares desde oriente, nuevamente traen estas “máquinas andantes “.

Recién en las décadas del 80 y 90 en nuestro país, los padres de pueblos y campos pudieron sonreír al poder elegir una pistera, de paseo, mini, de ruta, montaña …y jugar con el pensamiento ingenuo y nervioso de sus hijos en complicidad con el Viejo Pascuero, cuando llegadas las doce de la noche del 24 de diciembre, la magia nocturna mostraba la ansiada e impresionante bicicleta.

Así ha rodado la historia. Nuestro Vitales del campo no la tuvieron desde niño, esos personajes de Aconcagua como Anita y sus vacas lecheras de Calle Larga, Mauricio y sus hornos de carbón en Campos de Ahumada, don Chuo Ibaceta y el charqui del sector El Pino, don José Gallardo y sus cultivos del olvido, don Jorge Carvajal con sus papales en Condoroma, Adolfo Nieto y las labores campesinas de Lo Vicuña. Todos ellos tuvieron una estrecha relación con una bicicleta.

La magia de la bicicleta de Navidad estará nuevamente presente en toda la humanidad, aunque las campanas de la misa del gallo estén silentes, el sueño de todos los niños permanecerá siempre en extremo latente.

 

 


 
 
Twitter Facebook Flickr
 

Vacaciones para la salud mental y el buen dormir

Chilezuela

 
 
 
¿Está de acuerdo con el regreso a clases presenciales en los colegios de la zona partir de marzo?
Si.
No.
Solo si están vacunados profesores y alumnos
Me da lo mismo.
Ver resultados
 
 
 
Diario Electrónico Andes Online® | ©2000-2021 Derechos Reservados.
Miembro de EMR™ Chile - Estadísticas de Medios en Internet - Estadísticas Certificadas
Andes Online is Licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 2.0 Chile License
Prensa | Publicidad | Contacto