Martes, 4 de Agosto de 2020  
 
 

 
 
 
Opinión

La “Doble triple A” ya está en Chile

Por Eduardo Torres G., Psicólogo.

  • Tuitea
  • Comparte
  • Imprimir

 
Más Noticias
     
  El confinamiento cambió los hábitos de consumo
  Aprendiendo a respirar en tiempos de coronavirus
  Infancia es inocencia
  La compañía en pandemia: libros
  Cambiar de opinión
  Cuidarte es cuidar a todos
 
 

No, no se equivoque, no se trata de la promoción de un nuevo tipo de pilas (batería), tampoco se trata de una Epidemia como el Codevid-19 (“Corona Virus”), todo lo contrario, es un conjunto de síntomas que hemos estado viviendo en estos últimos 30 años y que gatilló la “REBELIÓN DE OCTUBRE” y que hoy nos tiene en una “Crisis Social y Política” que es muy evidente. Ahora, ¿Qué indicadores conforman este “Síndrome Doble Triple “A” y qué lo genera?

Abusos, Abandono, Arrogancia, Avaricia, Ausencia y Angustia, por nombrar algunos, son los indicadores sintomático que dan origen a lo que llamo “Síndrome PsicoSocial   Doble Triple “A” que se produce y emana desde las autoridades políticas mismas y las clases privilegiadas en desmedro de l@s excluid@s y postergados, en donde, no sólo vemos Abusos, Abandono, Arrogancia, Avaricia, Ausencia, institucionalizadas, que generan Angustias, impotencias y miedos en el Pueblo, ahora, agrava el diagnóstico si le sumamos la triada tipo “Triple i”, que es la Indolencia, Indiferencia con que abordan las autoridades dicha problemática social, cayendo en algunos casos en acciones Inescrupulosas.

“No me escuchas ¿Verdad? No me escuchas. Haces siempre las mismas preguntas” le decía el Guasón (Joker) a su terapeuta en la reconocida película. ¿Cuántas veces usted ha dicho lo mismo?, al hacer un trámite en una oficina pública o privada y siente que el funcionario no le escucha y le da  respuestas mecánicas, aprendidas y le dice: “así es el sistema” o “¡Se cayó el sistema!” y usted se queda sin solución y frustrado. Es decir, todo un aparataje institucional e inversión en tecnología de punta, más los años de estudios del profesional, para que le digan “estamos sin sistema” o “no podemos hacer nada por usted”, dicha respuesta y actitud se ha hecho cotidiano en cada trámite que usted hace en nuestro país y así la burocracia transmuta en una “burrocracia” que asfixia y ahoga la eficiencia, eficacia de una solución y su efectividad, transformando al funcionario y a las autoridades en unos meros “tecnócratas”, todo ello se va sumando en la memoria colectiva, hasta que, tarde o temprano, deriva en una respuesta de descontento y angustia reactiva frente a ese Abandono, Ausencia y Arrogancia estatal y privada, altamente salvaguardada por un conjunto de reglamentos y papeleos sin sentido, que en algunos casos van generando impotencia también, ante este desamparo, pero castiga a quien ose protestar por ello, más empero, “Quienes cuentan con poder social –dice Ignacio Martín-Baró- pueden desviarse de las normas sin que ello sea socialmente condenado” aumentado así la baja credibilidad en las instituciones.

El proceso de Crisis-social político, ético y moral que vive Chile,  después de la “Rebelión de Octubre” ¿Las elites políticas y grupos privilegiados,  realmente están entendiendo lo que nos está sucediendo”? ¿Las elites, l@s polític@s chilen@s, quieren compartir sus privilegios y promover un “Liderazgo Compartido”? ¿Seguiremos aceptando la desigualdad social en que una persona que nace en La Pintana, vivirá 8 años menos que el que nace en Vitacura o Chicureo?. Solo un 10% de las familias empresariales chilenas se quedan con el 66% de las riquezas del país, pues el modelo actual económico en Chile produce más violencia, que aumenta el empobrecimiento y las desigualdades sociales, enriqueciendo cada vez más a ese 10% de familias millonarias. Frente a esto, la académica  Jeanette Von Wolffersdorff ha dicho: “Hay que crear una cultura muy distinta a la actual, se tiene que ser más colaborativa y no tan individual como las empresas, pues la persona que aumenta su capital, en una democracia y centra su riqueza en una sola familia, entonces, perpetua la desigualdad e hipoteca el desarrollo y movilidad social de un Pueblo.” pero muchos confunden la urgente “Agenda Social” con Orden Público y privilegian así el Orden Público con la fuerza, por sobre “la fuerza de un Orden Social”, sin desigualdades sociales y con plena JUSTICIA SOCIAL. Al existir una institucionalización privada o estatal del “Síndrome Doble Triple A”, se va generando frustración, rabia y diversos miedos, como “miedo a perder el trabajo”, “miedo a no poder pagar las cuentas de la Luz y el agua”, “miedo a jubilarse por una AFP”, “miedo a ser embargado”, “miedo a qué haré de almuerzo mañana”, “miedo a  no lograr tener su casa propia”, miedo, incluso a enfermarse, entonces, ¿Qué reacción podemos esperar de alguien que acumula miedos, rabias y frustraciones ante la indolencia de las autoridades?. “La Violencia no viene ni surge exclusivamente de las personas que se manifiestan violentamente. Tod@s buscan ser escuchados.” según Cristian Valdivieso Cariola, psicólogo de Criteria Research, pero resulta altamente violento saber que debes vender tu casa, tu auto o pedir un crédito de consumo para  costear una cirugía o financiar una enfermedad catastrófica que el estado no cubre, al respecto, Loreto Cox, investigadora, nos dirá que “Nuestra sociedad está plagada de injusticias. Desde que recobramos la democracia, /…/ la mitad de los trabajadores tienen un salario que de acuerdo con el PNUD es bajo y más de un tercio de la población afirma tener dificultades para llegar a fin de mes.”

Chile, en estas últimas décadas, vive de políticas “reactivas”, “coercitivas” y punitivas (Ley “anti todo”), que no eliminan las desigualdades socio-económicas. “Lo que enfrentamos en Chile –dice la psicóloga Kathya Araujo- no es un simple estadillo por saturación. Es más profundo. Se está, por cierto, en una disputa por la redistribución del poder de las riquezas de la sociedad. Detener los abusos y la larga desmesura de las exigencias de la vida social (largamente sufridos)”, por lo tanto, ya no están los tiempos para reformas  o simples maquillajes, sino que hay que hacer transformaciones reales y profundas, pues hay situaciones prioritarias y de urgencias que son “exigencias” que no pueden ser postergadas para 10 años más, pues si no tienen solución hoy, entonces, tendremos nuevas revueltas sociales que agravaran la crisis socio-política, de gobernanza y credibilidad; Felipe Berrios Sj, ha señalado, al respecto: “El actual Proceso de Cambio Social, la solución no pasa por la “caridad”, sino por la JUSTICIA SOCIAL, o sea, las cosas deben cambiar no por caridad, sino por JUSTICIA SOCIAL”; no se debe profesionalizar la “caridad” pensando que así se logra la “PAZ SOCIAL”. Seguir sosteniendo una cultura institucional del “Síndrome Psicosocial Doble Triple A” redunda en la violación sistemática de los Derechos Humanos (Muertes, Mutilación de ojos, torturas, etc) situación grave que vive el Pueblo Nación Mapuche y que no en vano dicha bandera flamea en cada protesta como símbolo de resistencia al modelo económico (Sistema de Salud, pensiones, vivienda, educación, etc) y por la autonomía territorial.

Una democracia robusta y madura no recurre al uso descontrolado de la fuerza contra el Pueblo Soberano, por lo tanto, para lograr la “PAZ SOCIAL” –que no es lo  mismo que orden público bajo la fuerza represiva- es fundamental y prioritario extinguir las desigualdades sociales y el “Síndrome Psicosocial Doble Triple A”, así  tendremos una JUSTICIA SOCIAL que nos dará una Salud Mental más equilibrada y la “PAZ SOCIAL” duradera y solidaria que tod@s esperamos.

 


 
 
Twitter Facebook Flickr
 

El confinamiento cambió los hábitos de consumo

Aprendiendo a respirar en tiempos de coronavirus

 
 
 
¿Cree que Los Andes debe salir de cuarentena y pasar a fase de transición?
Si.
No, todavía es muy riesgoso.
Me da lo mismo.
Ver resultados
 
 
 
Diario Electrónico Andes Online® | ©2000-2020 Derechos Reservados.
Miembro de EMR™ Chile - Estadísticas de Medios en Internet - Estadísticas Certificadas
Andes Online is Licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 2.0 Chile License
Prensa | Publicidad | Contacto