Sabado, 24 de Agosto de 2019  
 
 

 
 
 
Opinión

Costumbrismo Rural-Esteros de la Hacienda

Por Sergio Díaz Ramírez, Ing. Agrónomo Eco granja Parque Cordillera

 

  • Tuitea
  • Comparte
  • Imprimir

 
Más Noticias
     
  Costumbrismo Rural- Chacras del fundo
  Lo importante del Nuevo Sistema de Admisión Escolar
  Educación y el trabajo del futuro
  Flexibilidad laboral: ¿40 ó 41 horas?
  Claves comunicacionales en la crisis argentina
  Tropezar con la misma piedra
 
 

Donde se refresca el arriero; donde bebe el rebaño; donde anida el sietecolores; donde traslada a lomo la coipa sus crías; donde se multiplican las totoras y el cañaveral; donde graznan los silvestres; donde se cimbra el puente; donde abunda la yerba del platero; donde florece la patagua; donde se nutren las napas freáticas; donde se sienten croar las ranas; donde lavaba doña Mercedes y donde se alimenta el humedal.

Ese ecosistema que nace en los deshielos, baja raudo hasta encontrar planicies y ambientes temperados para originar el estero, donde abunda la vida, avifauna, estratos herbáceos y árboles. Desde patos cortacorrientes en Riecillo a ambientes más complejos en los esteros San Francisco, Pocuro, Manantiales, Las Hualtatas, Barros Negros, La Polvareda, Del Maitén…

Entre los más renombrados esteros de Aconcagua detengámonos en los de Pocuro, San Francisco y Los Manantiales.

El estero San Francisco, que atraviesa el fundo del mismo nombre, se maneja con fines turísticos y de muy buena manera. Pozas de baño y pesca regalan entretenimiento. De manera sustentable recorre los pies de jardines del loteo de casas, destinadas al descanso, sin intervención que perjudique el ecosistema. Aguas prístinas y saludables, sin contaminación, completan el cuadro.

Lamentablemente no podemos decir lo mismo del estero Pocuro, ya que malas prácticas lo han tenido en las noticias a nivel nacional, cuando aluviones han arrastrado troncos de nogal y podas mal ubicados. Estos arrastres han colapsado el cajón del estero y provocado peligrosos inconvenientes a los habitantes del sector.

Los Manantiales, característico de Panquehue, corre, se esconde y se aposa, convirtiéndose en un hermoso estero de relajo y turístico para los habitantes de Aconcagua. Exuberante en flora y avifauna, refresca ante las extremas temperaturas estivales del valle.

Existen los que fluyen y alimentan los ríos, sin embargo, otros van a los humedales, como a la laguna El Copín, ubicada entre tres valles (Los Patos, Campos de Ahumada y Putaendo), a 2.400 m.s.n.m. Con un claro pasado Inca, se le define como un pequeño paraíso para avistamiento de aves, ya que patos, taguas, caiquenes, cóndores y aves migratorias, anidan en el sector. Quebradas de cerros aledaños como, La Cruz del Diablo, Los Morros, Portezuelo del paso del Medio y la Vega Los Colorados, nutren la laguna El Copín. Así lo manifiestan lugareños como Rubén Muñoz y Daniel Contreras que recorren estos parajes en sus actividades de encierro de animales en el corral de Las Yeguas y como guía turístico respectivamente.

Apto para realizar actividades de trekking, enduro en bicicleta y cabalgatas, pero se debe tener en cuenta que es un lugar de mucha fragilidad. El 2013 se secó completamente debido a la sequía, posterior al 2015, se ha ido recuperando, pero la actividad minera y los motoqueros podrían amenazar su estabilidad.

Humedal es una zona de tierra, generalmente plana, cuya superficie se inunda permanente o intermitentemente. El suelo se satura, quedando desprovisto de oxígeno y dando lugar a un ecosistema hibrido entre los puramente acuáticos y los terrestres. Comprende las categorías de ciénagas, esteros, marismas, pantanos, turberas y manglares.

Estos humedales, junto a muchos otros que existen en la cordillera, son susceptibles de ser protegidos bajo la Convención Ramsar, relativa a los humedales de importancia internacional, especialmente como hábitat de aves acuáticas. Dicha categoría la encontramos en El Parque Andino Juncal, sector La Yesera, Los Andes. Indescriptible paisaje cordillerano con entrada a los pies de Caracoles, donde podemos observar el nacimiento de las aguas en el Glaciar Colgante El Morado, cascadas como Salto el Apoquindo, deshielos, esteros, vegas y humedales. Avifauna y flora cordillerana vigilada por el cóndor y el puma.

La cadena del agua con deshielos, vegas y vertientes, riachuelos, esteros, tiene el máximo de importancia, especialmente en estos tiempos de sequía. Se hace indispensable involucrarse en la protección y no contaminación de esos cursos de agua. Desde el punto de vista del hábitat de aves acuáticas existen trece sitios ramsar en Chile. Salar de Surire, Salar de Huasco, Salar de Tara, Salar de Pujsa, Sistema Hidrológico de Soncor del Salar de Atacama, Laguna del Negro Francisco, Laguna Santa Rosa, Laguna El Yali, Salar de Aguas Calientes, Laguna Conchalí, Salinas de Huentelauquen, Parque Andino Juncal, y Bahía Lomas.

El Yali y Parque Andino Juncal están en la región de Valparaíso. Eso nos convierte en privilegiados con dos de los trece sitios ramsar del país, importantes para la comunidad científica internacional.

Laguna El Toro, Vegas de la Fragua, Vegas en La Canabina y tantos otros lugares nos comprometen como andinos y nos invitan al conocimiento y protección. Es importante tener en cuenta que desde el año 1700, la humanidad ha destruido el 87 % de los humedales del planeta y desde el 1900 el 64%.


 
 
Twitter Facebook Flickr
 

Costumbrismo Rural- Chacras del fundo

Lo importante del Nuevo Sistema de Admisión Escolar

 
 
 
¿Fueron mal planificados los trabajos en Av. Santa Teresa tanto por el MOP como por la Municipalidad?
Si.
No.
Falta Difusión.
No me interesa
Ver resultados
 
 
 
Diario Electrónico Andes Online® | ©2000-2019 Derechos Reservados.
Miembro de EMR™ Chile - Estadísticas de Medios en Internet - Estadísticas Certificadas
Andes Online is Licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 2.0 Chile License
Prensa | Publicidad | Contacto