Domingo, 17 de Noviembre de 2019  
 
 

 
 
 
Opinión

Autocultivo de marihuana

Por Gabriela Valenzuela.

  • Tuitea
  • Comparte
  • Imprimir

 
Más Noticias
     
  Dignidad para la movilización
  ¿Cómo va el plebiscito comunal en la provincia de Los Andes?
  Profecía de una maldición
  ¡BASTA YA!
  El gesto de la banca y el retail
  Cierre del año escolar: una decisión en muchos casos necesaria
 
 

En Chile, cualquier producto que se comercialice con fines terapéuticos debe registrarse en el Instituto de Salud Pública (ISP), ya que dichos productos deben demostrar su seguridad y eficacia para la población, esto incluye a los productos naturales, los cuales se registran en la categoría de fitofármacos (D.S Nº 3/10).

Para que un preparado natural pueda ser registrado como fitofármaco debe cumplir con una gran cantidad de exigencias, una de la más relevante corresponde a la estandarización. De este modo si se nos prescribe un fitofármaco aparecerá en su envase algo parecido a: “extracto seco de partes área de la especie vegetal equivalente a una cantidad de algún principio activo o familia de metabolitos”. Lo anterior expuesto es de gran importancia, debido a la gran variabilidad de las especies vegetales, por lo que gracias a la estandarización se puede asegurar a la población una cantidad de principios activos que serán seguros y eficaces

La literatura científica señala que el contenido de principios activos en C. Sativa se ve afectado por numerosos factores tales como: la genética de la planta, las condiciones de cultivo y almacenamiento, el estado de desarrollo de la planta en el momento de la cosecha y la época de recolección. Un ejemplo es el aumento considerable que sufre el contenido de principios activos cuando la especie femenina de la planta no es fecundada (llegando incluso a triplicarse).

Para determinar si a partir de una planta de autocultivo se puede obtener un preparado artesanal que cubra las necesidades del paciente durante un cierto periodo de tiempo, se debe conocer tanto el rendimiento del material vegetal, así como la concentración de los principios activos de la misma (estandarización que cuentan los fitofármacos señalados anteriormente), ya que de ambos parámetros, además de un proceso de extracción eficaz, dependerá la concentración final del principios activos en el preparado artesanal que garantice su eficacia cuando sea administrado a la dosis indicada y que no sea tóxico para el paciente.

Me parece que la preparación de un extracto a partir de la resina de C. Sativa de forma artesanal, no garantizará que la concentración de principios activos esté dentro de los límites deseados, garantizando la eficacia y seguridad de dicho preparado, ya que las variables que se deben manejar son muchas e independientes de que siempre se realice lo mismo. La elaboración de un preparado artesanal no es como una receta de cocina, en la cual siguiendo los pasos se puede garantizar la obtención de un determinado producto, ya que en este caso la materia prima es altamente variable y el producto final no va ser el mismo, aunque sigamos cabalmente los pasos de la preparación.

 


 
 
Twitter Facebook Flickr
 

Dignidad para la movilización

¿Cómo va el plebiscito comunal en la provincia de Los Andes?

 
 
 
¿Está de acuerdo con que se desvíen aguas para favorecer la tercera sección del río Aconcagua?.
Si.
No.
Me da lo mismo.
Ver resultados
 
 
 
Diario Electrónico Andes Online® | ©2000-2019 Derechos Reservados.
Miembro de EMR™ Chile - Estadísticas de Medios en Internet - Estadísticas Certificadas
Andes Online is Licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 2.0 Chile License
Prensa | Publicidad | Contacto