Miercoles, 12 de Diciembre de 2018  
 
 

 
 
 
Opinión

La importancia del trabajo social

Por Carlos Farías.

  • Tuitea
  • Comparte
  • Imprimir

 
Más Noticias
     
  Economía Circular como desafío emergente para Chile
  La esquina es mi corazón: Condena Urbana
  Huelga Trabajadores Agrícola Brown
  Frente a los despidos del sector público
  CORFO: En simple y en chileno
  Como esperar los resultados de la PSU
 
 

Para comenzar a hablar sobre la importancia del trabajo social, primero se debe esclarecer que es, o que significa el trabajo social, Hielen Younghusband (1959) lo define como la profesión capaz de promover el mejoramiento de las condiciones sociales y ambientales de las personas, además de trabajar en contextos de carácter individual, grupal o de comunidades, con el objeto de aportar a percibir la causa de cualquier problemática particular, social o personal, que les afecte, de este modo contribuir a las personas a ser capaces de movilizar sus propias energías y dominarlas, con la asistencia de los recursos de la comunidad.

Presentando como base la orientación del concepto del trabajo social, se puede argumentar que este va más allá de lo indicado y conocido por la comunidad en general, ampliando silenciosamente sus áreas de trabajo, ya no solo encerrándose en los tres contextos antes mencionados, individual, grupal y comunidades, si no además insertándose en labores y terrenos en los cuales era muy poco usual la existencia de un Trabajador Social. Por ello, vale la pena preguntarse, ¿qué genera esta inclusión en variadas instituciones o programas?            

Las competencias profesionales que componen al trabajador social son diversas y amplias, como por ejemplo se destaca la capacidad de crear, planificar, ejecutar y dirigir proyectos sociales. Además, debe establecer redes de apoyo entre colegas e instituciones, gestionar ayuda social, becas, subsidios y pensiones o establecer y liderar servicios de bienestar. Esto resulta imposible sin contar con los conocimientos teóricos y metodológicos para realizar intervenciones sociales, en las que resulta imposible omitir nuestra mayor creación y técnica de trabajo, como es la visita domiciliaria y así mismo la capacidad de realizar informes sociales, exclusivos de nuestra profesión.

Las habilidades antes mencionadas lo convierten en un profesional competente y llamativo para directores y administrativos de estas nuevas áreas de trabajo, los cuales en la actualidad le han entregado mayor importancia al aspecto social de las personas o trabajadores que son parte de estas nuevas instituciones o programas.

Tales características o capacidades le entregan a nuestra labor, un alto grado de importancia en nuestra sociedad (más allá de su valoración monetaria), pero más significativa para las personas que requieren de ella en las diversas áreas de trabajo en las cuales nos desenvolvemos, convirtiéndola en una tarea única, la entrega que genera el  trabajador social  con sus usuarios se evidencia día a día, intervención tras intervención.

A partir de estos argumentos, las competencias profesionales y la labor desarrollada por el trabajador social,  es que busco plantear la siguiente interrogante. ¿Qué sería de  las personas y sus problemáticas sociales, sin el trabajo social?

 

 


 
 
Twitter Facebook Flickr
 

Economía Circular como desafío emergente para Chile

La esquina es mi corazón: Condena Urbana

 
 
 
¿Debiera la municipalidad continuar con el plan de recarpeteo en poblaciones y villas de Los Andes?
Si.
No.
Me da lo mismo.
Ver resultados
 
 
 
Diario Electrónico Andes Online® | ©2000-2018 Derechos Reservados.
Miembro de EMR™ Chile - Estadísticas de Medios en Internet - Estadísticas Certificadas
Andes Online is Licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 2.0 Chile License
Prensa | Publicidad | Contacto