Domingo, 22 de Octubre de 2017  
 
 

 
 
 
Opinión

Lamento lo que está viviendo el pueblo venezolano

Por Nelson Soto Aguilera, ex consejero nacional de la CTC

  • Tuitea
  • Comparte
  • Imprimir

 
Más Noticias
     
  Decidir con autonomía, una tarea compleja
  La mal llamada seguridad alimentaria en Chile
  Ni en política ni en otras materias se puede jugar con el futuro
  Felicidades a nuestros Profesores
  En el Día del Profesor
  Más que un acto… ¿un estado de corrupción?
 
 

Lamento lo que está viviendo el pueblo Venezolano, ya que me recuerda lo que vivimos los chilenos antes del año 1973 y con posteridad a dicho año.

Para ello solo vale recordar,  que antes que asumiera el Gobierno del Presidente Salvador Allende, en septiembre 1970 - la derecha  que a pesar de haber respetado el acuerdo  Pleno del Congreso Nacional -,  el 05 de  septiembre de ese mismo año inició un proceso de desestabilización del Gobierno Popular, es cosa de leer los archivos desclasificado por Estados Unidos, referido a su política intervencionista respecto a Chile.

Pero este proceso no quedo solo ahí,  sino que aplicó embargos, a todos los productos chilenos relacionados con la minería del cobre los cuales erán embargados, como respuesta a la Nacionalización del Cobre, hecho similar que está viviendo el pueblo Venezolano después de la Nacionalización del Petróleo, medida extrema que buscaba asfixiar la Administración Política a través de la economía.

Este accionar intervencionista, contó con el apoyo del empresariado nacional, quienes debían proveer de los servicios alimenticios a la población, iniciado con el paro de los camionero, lo cual significó un desabastecimiento brutal, obligando a la población hacer largas colas para proveerse de los alimento básicos para sus familias,  lo que por supuesto provoco la  ira,  rabia e impotencia de la población contra el gobierno popular,  al igual como sucede hoy en Venezuela.

Coincidentemente, acá también se incorporaron a otros sectores de centro político del país ( DC - COPEI ),  que atizaron el malestar que vivía el país sumándose a las protestas  contra el gobierno democrático en ejercicio, utilizando para ello a jóvenes y lumpen proletario a sueldo, de igual manera como se está instrumentalizando en Venezuela, personajes que se visten con ropajes de demócratas, pero que ayudaron  ideológicamente a incentivar el caos y desgobierno.

Dentro de los hechos aún tengo en mi retina después de cuarenta y cinco años lo sucedido  en el centro de Santiago, como el lumpen pagado por sectores interesados en provocar el caos,  destruyeron por completo las instalaciones del BCI, ubicado en Huérfanos con Bandera en Santiago de Chile, al igual como sucede actualmente en varias ciudades de Venezuela, y en ambos países sectores de ultra derecha no trepidaron en esa época, como tampoco han trepidado en Venezuela en usar  el terrorismo, provocando atentados a oleoductos y gasoductos, puentes, industrias, etc..

Así  también, se produjo un acto del desclasamiento más absoluto de la historia de Chile, cuando los mineros de El Teniente, empresa nacionalizada por el Presidente Salvador Allende, hicieron un frente común junto a la gremial de los camioneros, convocando a un Paro Nacional Indefinido. No conforme con esta alianza los mineros del El Teniente, se unieron a los estudiantes de la Pontificia Universidad Católica de Chile, quienes le dan albergue por varias semanas en su Sede Central. Esos jóvenes estudiantes “ solidarios ” son los que más tarde serán  los responsables de la implementación del modelo económico neoliberal, imperante hasta la actualidad en Chile.

Otra similitud que está viviendo el pueblo de Venezuela con respeto a Chile, es que nosotros también tuvimos nuestro propio Juan Caguaripano, y no fue otro que el   Comandante Roberto Souper, quién el 29 de junio 1973, realizo un intento de golpe de Estado conocido como ¨Tanquetazo¨ , donde decenas de chilenos perdieron la vida y que según lo declarado por el propio  Pinochet, este había servido para que los servicios de inteligencia de las Fuerzas Armadas, pudieran medir la capacidad de las fuerzas armadas pro-Gobierno, registrar el tipo de armas que éstas usaban y comprobar que los llamados de Allende al pueblo a defender el Gobierno prácticamente no habían tenido respuesta ¨,  ..

Por último, es importante que sepa el pueblo Venezolano que finalmente los más perjudicados con este tipo de solución a través de un Golpe de Estado, es el país en su conjunto el que sufre y pagan también las consecuencias no solo los que son gobierno actualmente, también lo padecerán quienes son opositores al gobierno en ejercicio como ocurrió en Chile. Ciertamente habrán otros que  se aprovecharan  para beneficio propio a cualquier precio, por tanto los insto a estar atentos a las intenciones encubiertas.

 

Piénselo hermano Venezolano, independiente del pensamientos ideológicos que tengan, busquen la paz y  el dialogo, única manera real de superar los conflictos. También es importante señalar que las fuerzas armadas   Chile tuvieron un alto costo,  y que aún hoy pagan las consecuencias de dichos actos. Los civiles instigadores, abandonaron completamente a quienes fueron sus aliados golpistas.


 
 
Twitter Facebook Flickr
 

Decidir con autonomía, una tarea compleja

La mal llamada seguridad alimentaria en Chile

 
 
 
¿ Se deben eliminar zonas de estacionamiento en el centro de Los Andes para habilitar vías exclusivas de locomoción colectiva y disminuir la congestión?
Si.
No.
Me da lo mismo.
Ver resultados
 
 
 
Diario Electrónico Andes Online® | ©2000-2017 Derechos Reservados.
Miembro de EMR™ Chile - Estadísticas de Medios en Internet - Estadísticas Certificadas
Andes Online is Licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 2.0 Chile License
Prensa | Publicidad | Contacto