Lunes, 23 de Abril de 2018  
 
 

 
 
 
Opinión

Gestión de la Dra Vilma Olave al mando del Servicio de Salud Aconcagua

Por Directiva Fenats Aconcagua

  • Tuitea
  • Comparte
  • Imprimir

 
Más Noticias
     
  Objeción de conciencia: Antecedentes y derivadas.
  Fondo Nacional de Seguridad Pública para apoyar a las organizaciones sociales
  Desvinvulaciones de funcionarios en el sector público
  ¿Es posible que Chile y Los Andes logre su desarrollo sin estrategia país?
  La Región de Aconcagua
  Imaginario olvidado del trabajador
 
 

Finalizada la administración de la Dra. Vilma Olave Garrido como Directora del Servicio de Salud Aconcagua, es un deber para esta Federación dar a conocer la evaluación político sindical que hacemos de su gestión, desde la perspectiva de las trabajadoras y trabajadores de la Salud:

 1.- La Dra. Olave incumplió el Instructivo Presidencial de Michelle Bachelet sobre buenas prácticas laborales, en cuanto a “…garantizar el irrestricto respeto a la dignidad humana, eliminando todo trato prepotente, irrespetuoso o discriminatorio…” al dejar impune las conductas de acoso laboral en contra del personal del pabellón central del hospital San Juan de Dios de Los Andes llevadas a cabo por una jefatura.

2.- Incumplió los ejes orientadores del mencionado Instructivo Presidencial relativos a la promoción de los “…principios de probidad, transparencia y buen trato…” para fortalecer el rol del servidor público, al dejar impune un hecho grave de apropiación indebida de fondos que llevó a cabo una dirigenta gremial del hospital San Juan de Dios de Los Andes, lo que en la práctica ha significado amparar la corrupción.

 3.- Se caracterizó por violar los derechos laborales del trabajador, ya que en reiteradas ocasiones llevó a cabo despidos injustificados de personal a contrata. El caso más llamativo fue el despido del funcionario Patricio Espinoza Darricades, con 26 años de servicio, quien interpuso un recurso de tutela laboral en los Tribunales de Justicia y en un fallo unánime de la Corte Suprema, la Dirección del Servicio de Salud debió pagar una millonaria indemnización al trabajador, por haberle violado derechos fundamentales consagrados en la Constitución Política.

4.- La Dra. Olave incurrió en permanentes conductas antidemocráticas, entre ellas, incumplir los compromisos firmados ante el Gobernador Provincial, señor Eduardo León Lazcano, en el Protocolo de Acuerdo que puso fin a la toma de la Dirección del Servicio de Salud Aconcagua en julio de 2016, en cuanto a “…garantizar un canal de interlocución real y efectivo, que dé respeto a la relación entre las partes…” porque vez que pudo evitó reunirse con nuestro gremio. Asimismo, hizo letra muerta lo relacionado con “…definir una adecuada y justa representatividad de nuestro gremio para garantizar que la toma de decisiones respete la soberanía popular y el principio democrático de las mayorías…” que a cada gremio de la salud le corresponde en la interlocución bilateral.

 5.- Llevó a cabo diversas prácticas antisindicales, utilizando sumario administrativo como herramienta de gestión en contra de una destacada dirigenta de la Asociación FENATS Base del Complejo Asistencial Dr. Luis Gajardo Guerrero y la Dirección del Servicio de Salud, buscando inhibir y coartar el legítimo ejercicio de la libertad sindical y el rol de control social que nos compete a los dirigentes; conducta autoritaria de la Dra. Olave que, además, ha provocó climas laborales tensionados y desfavorables para la salud mental de las y los trabajadores, lo que ha repercutido en la atención de nuestros beneficiarios.

 6.- La administración de la Dra. Vilma Olave no significó ningún avance concreto en las condiciones económicas, laborales y sociales del personal del Servicio de Salud Aconcagua. Ejemplo de ello fue el incumplimiento de la nivelación de los montos para el beneficio de alimentación del personal, negándose a terminar con las inequidades que persisten en los distintos establecimientos de la red de salud en esta materia. Así pues, los escasos logros obtenidos fueron fruto de medidas de fuerza sindical protagonizadas por las y los trabajadores de la Salud.

7.- Concluimos que la Dra. Olave carece de las competencias políticas y técnicas en materia laboral para desempeñar cargos de tan alta investidura. Un ejemplo de ello fue la ineficacia del Equipo Relaciones Laborales que ella nombró y al cual no le entregó ninguna atribución resolutiva, utilizándolos como mero dique de contención de las demandas gremiales. Finalmente, esperamos que la nueva autoridad del Servicio de Salud, establezca un trato digno y respetuoso con los representantes gremiales y tenga como genuino propósito buscar el entendimiento entre los diversos actores sociales que forman parte de la comunidad de salud del valle Aconcagua.


 
 
Twitter Facebook Flickr
 

Objeción de conciencia: Antecedentes y derivadas.

Fondo Nacional de Seguridad Pública para apoyar a las organizaciones sociales

 
 
 
¿Cree que la creación de la comuna de Río Blanco solucionará los problemas de los vecinos del camino internacional?
Si.
No.
Me da lo mismo.
Ver resultados
 
 
 
Diario Electrónico Andes Online® | ©2000-2018 Derechos Reservados.
Miembro de EMR™ Chile - Estadísticas de Medios en Internet - Estadísticas Certificadas
Andes Online is Licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 2.0 Chile License
Prensa | Publicidad | Contacto